El secreto de la hidratación: ¿Cómo tomar agua durante el ejercicio?

Nutrir nuestro cuerpo con agua siempre es importante, especialmente durante el entrenamiento ya que perdemos mucho líquido a través del sudor. Pero ¿Sabes cuánta agua debes tomar antes, durante y después de tus entrenamientos? Aquí te mostramos cómo tomar agua durante el ejercicio para no perjudicar tu rendimiento ni tu salud a la hora de ejercitarte.

Beber agua antes, durante y después del ejercicio evita que tu cuerpo se fatigue y pueda sufrir lesiones e incluso complicaciones graves. Las personas que no son cuidadosas con su hidratación a la hora de ejercitarse pueden notar una baja en su rendimiento e incluso dificultades en su coordinación, además de que pueden dañar los sistemas internos del cuerpo como, por ejemplo: cambios en la frecuencia cardiaca y en la respiración, mareos, problemas de visión y desvanecimiento.

 

 

Antes del ejercicio

Antes de un entrenamiento o deporte, es recomendable tomar entre 400 y 600 ml de agua, entre una a dos horas antes de empezar dicha práctica, sobre todo si se llevará a cabo en ambientes o lugares calurosos y húmedos o si la actividad durará más de 1 hora, ya que te ayudará a regular tu temperatura corporal.

 

Tomar agua durante el ejercicio

A partir de los 30 minutos del inicio de la actividad empieza a ser necesario compensar la pérdida de líquidos, y después de una hora esto se hace imprescindible, por lo que los expertos sugieren tomar entre 200 a 250 ml de agua cada 20 a 25 minutos de ejercicio físico, lo que equivale a dos o tres sorbos de líquido. Esto con el objetivo de reponer el agua y sustancias que perdemos con el sudor, y con ello, la deshidratación del cuerpo.

 

Después del ejercicio

Aunque no lo parezca, la rehidratación después del ejercicio es tan importante como la hidratación antes y durante el mismo. Este proceso debería comenzar lo antes posible una vez terminada la actividad para reponer completamente la deficiencia de líquidos en el cuerpo, restableciendo inmediatamente la función cardiovascular, metabólica y muscular y haciendo posible una óptima y rápida recuperación hídrica post entrenamiento. Se recomienda ingerir como mínimo un 150% de la pérdida de sudor y/o orina durante la actividad.

¡Ahora sabes! Tomar agua durante el ejercicio es más fácil de lo que parece.

En resumen, no hay duda de que, para mantener una rutina de ejercicios saludable, debemos mantener una hidratación óptima y adecuada al tipo de actividad y duración de la misma. Con Edén Agua tendrás agua ilimitada y de la mejor calidad antes, durante y después de tu entrenamiento ¡de la manera más fácil! gracias a la practicidad de los equipos, que te permiten rellenar tus tomatodo una y otra vez, para que te mantengas saludable y ¡puedas disfrutar de tu rutina junto al agua más rica y pura! 

¿[email protected] para mejorar tu vida con Edén?

Solo tienes que escribirnos aquí: edenagua.com/contactanos o enviarnos un WhatsApp a 960365374

Leave a Comment