¿Conoces los metales pesados que existen en tu día a día?

¿Qué son los metales pesados? ¿Podemos verlos? ¿Son realmente peligrosos? 

Es común hablar sobre químicos y como estos están presentes sin querer en nuestro día a día; pero ¿Realmente estamos consientes de como los metales pesados afectan nuestro organismo? hoy hablaremos un poco sobre esto. 

Primero debemos definir muy bien a que nos referimos al hablar de metales pesados; estos se definen como un grupo de elementos químicos cuya densidad es superior a cinco gramos por cm³.

Debemos entender que no todos estos metales son perjudiciales; muchos son esenciales para la salud y para el correcto funcionamiento del organismo, en dosis bajas: el hierro, el cobalto, el zinc, entre otros. Sin embargo, el problema existe cuando estos se van acumulando en nuestro cuerpo; y no son eliminados de forma correcta logrando así tener repercusiones negativas en nuestra salud.

¿Cómo sé cuando he estado expuesto a metales pesados?

Con el constante desarrollo de las industrias, la contaminación y los hábitos de consumo que adquirimos, cada día estamos más expuestos a estos metales pesados. Alguno de los principales factores de exposición son: 

  • El agua: esto se debe al poco mantenimiento que le realizan a las tuberías por donde se transporta el agua que llega a los hogares; o también a las tuberías de plomo que al pasar el tiempo desprenden químicos que pueden afectar nuestra salud. Tal vez sin saberlo estemos ingiriendo a diario metales pesados a través del agua que bebemos, hasta con la que nos duchamos, limpiamos o cocinamos.
  • El aire: algunos de los metales pesados que absorbemos están presentes en forma de partículas en el aire; resultado de la combustión de los automóviles y las industrias. Podemos absorberlos al respirar o pueden incorporarse a nuestro organismo por nuestra piel. 
  • Los alimentos: En la agricultura y la ganadería se utilizan productos que contienen químicos y metales pesados nocivos para la salud; estos compuestos son usados en pesticidas, abonos y más, contaminando así: verduras, frutas, carnes y hasta incluso pescados. 
metales pesados en el día a día por alimentos y pesticidas

Por este motivo es necesario cuidar de nuestra alimentación optando por productos orgánicos es decir; productos producidos bajo métodos ecológicos que evitan el uso de productos sintéticos como: pesticidas, herbicidas y fertilizantes artificiales.

Además, siempre eligiendo agua de la mejor calidad, tanto para consumo diario como para la que usamos para el aseo personal; para ello existe la posibilidad de tratar el agua que dispensa nuestro caño o simplemente optar por purificar el agua que utilizamos en la ducha; a través de filtros especiales que se adaptan a la regadera.

 

 

¿Cómo estas sustancias afectan la salud?

Cada metal y cada elemento químico contaminante tiene un mecanismo de acción y un lugar de acumulación especifico en nuestro cuerpo. El más conocido es el plomo que afecta varios sistemas por ejemplo en el sistema nervioso, llega a dañar a las neuronas especialmente las del cerebro. Sin embargo, existen varios que debemos nombrar: 

Mercurio: lo más común es que lo encuentres en pescados y mariscos; aun si están limpios, puede afectar al sistema digestivo, nervioso y causar daños en la piel, riñones y ojos.

Plomo: se acumula en los huesos y de ahí, puede llegar a cada rincón del cuerpo humano. Las personas más vulnerables son las que trabajan en la fundición de metales y con explosivos. Puede desprenderse de los caños o tuberías hechas de este material.

Arsénico: su uso está prohibido por su alta toxicidad, además de ser uno de los cancerígenos más peligrosos que existen. Desafortunadamente aún está presente como material de construcción en casas muy antiguas.

Cadmio: presente en pescados y mariscos; además de estar disperso en el aire de zonas mineras, este metal pesado causa envenenamiento que afecta los sentidos y pulmones.

Y sus principales efectos a la salud son:

  • Dificultan la absorción de minerales y nutrientes esenciales.
  • Problemas a nivel celular.
  • Obstaculizan la síntesis y formación de proteínas.
  • Aumento de los radicales libres.

¿Cómo puedo evitar los metales pesados de mi organismo?

metales pesados en agua de uso diario

Aunque sigamos una dieta orgánica y saludable; existe un peligro latente de estar expuestos a metales pesados, sin embargo podemos prevenir la cantidad a la que estamos en contacto ¿Cómo? Optando por sistemas de triple filtración que nos brindan agua pura e ilimitada, cuidando así tu salud y la de tu familia.

Debemos recordar que también es posible absorber estas sustancias por la piel, dicho esto recomendamos incorporar sistemas de purificación en tu ducha, ya que te ayudará a cuidar de tu cabello y de tu piel.

 

Si aún te quedan dudas sobre este sistema de filtración, te invitamos a conocer un poco más sobre el sistema BIOPURE 3D™ ➡️ EDÉN AGUA VERSUS OTROS SISTEMAS DE PURIFICACIÓN ⬅️

Es importante cambiar nuestros hábitos del día a día; tomar conciencia sobre qué tanto estamos exponiéndonos a este tipo de sustancias; que aumentan la probabilidad de tener repercusiones negativas en nuestra salud a largo plazo.

Ponemos a disposición nuestra asesoría virtual por parte de nuestros expertos especialistas; que pueden ayudarte a encontrar el sistema de filtración ideal para tu hogar ¿Estas listo para tener una vida más saludable?

Contáctanos y conoce nuestras promociones aquí 👉💦 https://mi.edenagua.com/whatsapp

 

Leave a Comment