¿Es malo tomar bebidas frías en invierno?

La mayoría de nosotros hemos crecido creyendo que nos enfermaríamos por tomar bebidas frías en invierno. Por eso mismo, durante las temporadas más frías del año, optamos por tomas bebidas calientes como café, chocolate, o alguna infusión que nos puede ayudar a cortar el frío de nuestro cuerpo.

¿Pero qué tan cierto es que tomar bebidas frías en invierno, enferma? 

Según expertos, no hay relación entre el consumo de bebidas frías y los males respiratorios como la gripe o la tos. Esto se debe a que las enfermedades de este tipo están causadas mayormente por un virus, y no por la temperatura baja del cuerpo. 

Si bien el frío no genera enfermedades como la gripe, sí es cierto que las temperaturas bajas ayudan a que haya un mayor nivel de contagio. Como en invierno solemos mantener las ventanas cerradas y permanecemos mayor tiempo en interiores con otras personas, se genera un ambiente óptimo para posibles contagios, ya que el virus pasa de una persona a otra.  

¿Sabías que el agua puede protegerte de los resfriados de invierno? 

Entonces, ¿por qué tenemos la sensación de malestar luego de ingerir bebidas frías? 

Una de las razones por la que las personas creen que tomar bebidas frías en invierno enferma, es porque las mucosas nasales se vuelven más espesas, al punto de dificultar la respiración. Esto no es conveniente para personas que sufren de algún mal respiratorio, ya que empeora los síntomas. 

Además, cada vez que alguna bebida fría ingresa a la boca, los vasos sanguíneos se estrechan para evitar la pérdida de calor, causando dolores de cabeza. Este malestar desaparece una vez que los vasos se relajan y el flujo sanguíneo aumenta.

Quizá te interese: ¿Es seguro tomar agua de la refrigeradora?

Sin embargo, las bebidas calientes no nos quitan el frío, sino que aumentan la sensación

De acuerdo con un neurocientífico de la Universidad de Cambridge, Peter McNaughton, consumir bebidas calientes no evitará que nuestro cuerpo siga sintiendo frío; sino todo lo contrario: nuestra temperatura corporal aumentará y con ello, la sudoración. 

Resulta que cuando bebes algo caliente o tibio, los receptores encargados de identificar la sensación térmica en el cuerpo, captan la señal y le avisan al cerebro lo que está sucediendo. Este, al recibir el mensaje de calor, enciende un mecanismo natural para enfriar al cuerpo; o sea, el sudor, y cuando se evapore, nos enfriaremos rápidamente. 

Es por eso que se antoja tomar bebidas frías en invierno, porque se busca sentir menos fuerte la diferencia con la temperatura del exterior. 

Otro dato interesante del agua caliente o tibia, es que disminuye la sensación de sed, así que optar por bebidas más frescas es la mejor opción si queremos mantenernos hidratados durante el día. 

Si quieres saber cómo puedes engañarte a ti mismo para tomar más agua, haz click aquí.

 

Así pues…

Es preferible el consumo de agua al tiempo en cualquier momento del día y de forma regular. Aunque claro, eso no significa que las bebidas calientes queden descartadas. Recuerda que al final del día, la última palabra la tienes tú. 

Por eso, si quieres beber agua helada, fría o caliente sin ninguna complicación y en cualquier época del año, recuerda que nuestro equipo EDÉN PURE: AGUA BAR, además de ser un dispensador de agua purificada, te permite personalizar la temperatura a tu gusto.

 

¡La experiencia de Edén Pure te está esperando!

En Edén Agua, ponemos al servicio nuestra experiencia para brindarte las mejores soluciones de agua, con el servicio personalizado que nos destaca. ¿Vives en Lima? Descubre si tienes algún descuento aquí: 👉 https://mi.edenagua.com/whatsapp 🚚

Leave a Comment