¿Está bien bañarse con agua fría después de hacer deporte?

Seguro lo primero que quieres hacer al terminar de ejercitarte es tomar una ducha para refrescarte y quitarte el sudor del cuerpo. ¿Pero sabes qué temperatura es la adecuada para hacerlo? Puede que te preguntes si bañarse con agua fría después de hacer deporte está bien, o si deberías usar agua caliente. Lo cierto es que tanto una como la otra, tienen resultados positivos para tu cuerpo, siempre y cuando las realices tomando las medidas de seguridad correspondientes. 

Si te gusta el deporte, estos temas podrían interesarte:

El secreto de la hidratación: ¿Cómo tomar agua durante el ejercicio?

La importancia del ejercicio físico

Según Johan Salas, director deportivo del Colegio de Médicos en Costa Rica, lo ideal es esperar entre 20 a 30 minutos para que el cuerpo pueda regresar a su temperatura adecuada; ya que al hacer deporte, el cuerpo incrementa su temperatura entre los 38,3 º C y 39,5º C.

Además, advierte que al entrar a un ambiente frío de forma brusca, sucede una descompensación en el cuerpo, la cual puede generar problemas circulatorios y cambios en la presión arterial, así como también parálisis facial periférica. 

Ducharse con agua fría

Entonces, si tomas las precauciones del caso y quieres saber qué beneficios le trae a tu cuerpo bañarse con agua fría después de hacer deporte, aquí te contamos algunas de ellas: 

Normaliza tu ritmo cardiaco:

Cuando te ejercitas, tu frecuencia cardíaca aumenta. El agua fría ayuda a que recuperes tu ritmo cardíaco normal y acelera tu circulación, acelerando la recuperación de los músculos.

Previene y alivia la hinchazón:

El agua fría es la mejor opción si realizas entrenamientos de alta intensidad, y quieres desinflamar tus músculos.

Ayuda a controlar tu peso:

El shock del frío activa tu metabolismo, lo que ayuda a que quemes más calorías. 

10 bebidas caseras para bajar de peso

 

¿Y qué hay del agua caliente?

A pesar de lo bueno de bañarse con agua fría después de hacer deporte, el agua caliente también tiene sus ventajas. Aquí te dejamos algunas de ellas: 

Reduce el dolor:

Bañarse con agua fría después de hacer deporte.

Si bien el frío ayuda a reducir la hinchazón, el agua caliente relaja los músculos y atenúa el dolor.  

¿Quieres saber por qué el agua te hace sentir más relajado? Entérate aquí

Aumenta el flujo sanguíneo:

El calor permite que los vasos sanguíneos se dilaten, ayudando a la circulación de la sangre, lo que también puede estimular el movimiento intestinal. 

Limpia y drena tu piel:

El vapor del agua permite que los poros de la piel se abran, expulsando las impurezas del cuerpo generadas por el ejercicio físico.

Conoce más aquí sobre los beneficios del agua en tu piel. 

 

Teniendo todos estos puntos en cuenta, queda claro que ambas opciones te brindan distintos beneficios según tus necesidades. Sin embargo, los expertos sugieren las duchas contraste; es decir alternar entre el agua caliente y fría, porque ayuda a la recuperación de distintas maneras. 

¿Pero la temperatura del agua es lo único que nos da beneficios al bañarnos? ¡Claro que no! Tener un filtro de ducha ayuda a eliminar el óxido, el cloro residual, así como las algas, el moho, y los contaminantes finos que se han quedado en el agua. 

¿Problemas en tu piel? Quizás necesites un filtro de ducha

Por eso, si quieres mejorar la salud de tu cabello y la de tu piel, además de tener el agua ideal para bañar a niños, bebés y personas con piel sensible, nuestro filtro de ducha EDÉN VITAMAX DELUXE es la mejor opción. 

¿Te interesa conocer más beneficios de tener un filtro en la ducha? Entonces, haz click aquí.  

 

¡Permítete vivir la experiencia Edén!

En Edén Agua, ponemos al servicio nuestra experiencia para brindarte las mejores soluciones de agua, con el servicio personalizado que nos destaca. ¿Vives en Lima? Descubre si tienes algún descuento aquí: 👉 https://mi.edenagua.com/whatsapp 🚚

Leave a Comment