Estás en:

Agua fría o caliente: ¿Cuál es la temperatura ideal para lavarse la cara?

Para un buen lavado de cara, no basta solo con tener buenos productos de limpieza facial al alcance. El agua también es importante para la elasticidad, firmeza y aspecto de tu piel. De hecho, una piel sana presenta menos daños, y para cuidarla, debes hidratarla. Sin embargo, tomar agua no es la única forma de hacerlo. También debes saber cuál es la temperatura ideal para lavarse la cara. 

¿Usas agua fría o agua caliente para limpiar tu rostro? Si bien ambas opciones tienen distintos efectos en la piel, se dice que cuando está caliente, permite eliminar las impurezas de la piel; y que cuando está fría, tiene el poder de cerrar los poros.  ¿Pero qué tan cierto es esto? 

Conoce aquí los efectos del agua en la piel.

 

El agua fría para el rostro

Se suele decir que el agua muy fría ayuda a cerrar los poros, y eso es tan solo una de sus ventajas. Dentro de todos sus beneficios, podemos ver que ayuda de distintas maneras: 

• Promueve la circulación

• Desinflama el rostro 

• Alivia el ardor que provoca el acné

• Tonifica la tez 

Lo malo es que el agua fría no llega a remover todas las impurezas. Más bien, las endurece, haciendo que sea más complicado quitarlas. Por ese motivo, también puede reducir la efectividad de los productos de limpieza. 

Además, si tienes piel sensible o con tendencia al acné y te lavas con agua fría, tu piel recuperará luego su temperatura normal, lo que puede provocar que los vasos capilares se rompan y produzcan más grasa. 

 

Agua caliente, ¿sí o no? 

Sí, pero no siempre. El agua caliente sí tiene beneficios para la piel, siempre y cuando no la vuelvas parte de tu rutina diaria. Dentro de sus ventajas podemos encontrar que: 

agua caliente, temperatura ideal para lavarse la cara, poros obstruidos

• Tiene un efecto relajante

• Reduce los niveles de estrés

• Ayuda a dilatar los poros obstruidos

• Facilita la eliminación de puntos negros

• Abre los folículos, ayudando a la desaparición

La razón por la que deberías tener cuidado con el agua caliente, aparte de las quemaduras, claro está, es por los aceites naturales que tiene la piel del rostro, los cuales ayudan a protegerla y a darle elasticidad. 

Cuando te lavas con agua a más de 35° C, puede que te lleves también los óleos de tu piel. Esto provoca deshidratación, sequedad, irritación, e incluso brotes de acné. 

 

Agua tibia, el aliado de tu rostro

Como todo en la vida, se trata de encontrar el equilibrio perfecto. Los expertos recomiendan lavarse la cara dos veces al día con agua tibia. Para ser más específicos, a 30° C. Esa es la temperatura ideal para tu rostro. De esta forma no se desequilibran los niveles óptimos de nutrientes que mantienen tu piel saludable, y evitas la generación de estrés que se da por los cambios bruscos de temperaturas. 

Los especialistas aconsejan usar agua caliente solo para las vaporizaciones que deben hacerse cada dos meses.

 

¡Cuida la piel de tu rostro con Edén Agua!

Si te preguntas cómo podrías asegurarte de que el agua que vas a usar para lavar tu cara, esté a 30° C,  nosotros tenemos la solución. 

Edén Pure no solo dispensa agua pura ilimitada para tu consumo, sino que también pudes usarla para limpiar tu rostro. Gracias a su pantalla touch, podrás programar la temperatura  tu gusto, para que puedas disponer de agua helada, caliente, y al tiempo en todo momento. 


¿Estás listo para darle a tu piel la mejor agua del Perú? Escríbele a nuestro especialista y ten el tuyo YA. 👉 https://mi.edenagua.com/whatsapp

 

 

Quizá te interese:

¿Por qué el agua nos hace sentir tan relajados?

¿Bañarse con agua fría después de hacer deporte es la mejor opción?

Leave a Comment