Tipos de agua: ¿Cuántos tipos de agua hay?

tipos de agua, agua dura, agua salada

El agua es un recurso natural imprescindible que siempre está presente en tu vida y la de los que te rodean. La puedes encontrar en distintos lugares (desde los más grandes océanos hasta los más lejanos glaciares), así como con distintas características. De seguro en el colegio aprendiste sobre el agua dulce y el agua salada; pero ahora ya más grande, sabes que hay otros tipos de agua que quizá no conozcas del todo bien. Por ejemplo, ¿sabes la diferencia del agua dura con el agua blanda? Si aún no tienes idea, no te preocupes, que luego de leer este artículo, no te quedará ninguna duda.

 

¿Cómo es la clasificación del agua?

 

La clasificación del agua se basa en diferentes criterios, y una de las formas más comunes de clasificar el agua es por su origen y composición. Aquí hay una descripción de las principales clasificaciones del agua:

  1. Agua Dulce vs. Agua Salada: Esta es una distinción fundamental. El agua dulce proviene de fuentes como ríos, lagos y manantiales, y es adecuada para el consumo humano. En contraste, el agua salada se encuentra en los océanos y mares, y contiene altas concentraciones de sal, lo que la hace inapropiada para beber sin un proceso de desalinización.

  2. Agua Potable vs. No Potable: El agua potable es segura para el consumo humano y se somete a tratamientos que la hacen apta para beber. El agua no potable puede ser utilizada para fines no relacionados con el consumo, como riego o procesos industriales.

  3. Agua Superficial vs. Agua Subterránea: El agua superficial se encuentra en fuentes a cielo abierto, como ríos y lagos. El agua subterránea yace bajo la superficie de la tierra en acuíferos y pozos. Ambas tienen diferentes características y pueden requerir tratamientos específicos.

  4. Agua Dura vs. Agua Blanda: Esta clasificación se refiere a la cantidad de minerales disueltos, como calcio y magnesio, en el agua. El agua dura contiene niveles elevados de estos minerales, mientras que el agua blanda tiene concentraciones más bajas. La dureza del agua puede afectar la eficiencia de electrodomésticos y tuberías.

  5. Agua Destilada vs. Agua Desionizada: El agua destilada se obtiene mediante destilación y es prácticamente libre de minerales y contaminantes. El agua desionizada se purifica para eliminar iones y es comúnmente utilizada en aplicaciones industriales y de laboratorio.

  6. Agua Mineral: Proviene de fuentes naturales y contiene minerales beneficiosos para la salud. Diferentes tipos de agua mineral tienen propiedades únicas según su composición mineral.

La clasificación del agua es esencial para determinar su uso adecuado y los tratamientos necesarios para garantizar su calidad y seguridad.

 

¿Cuántos tipos de agua existen?

 

Para diferenciar los tipos de agua se toman en cuenta las siguientes características: su lugar de origen, su consistencia, su composición, y el tratamiento que reciben. Todas estas propiedades distintas han servido para poder identificar más de 10 tipos de agua en el planeta.

 

No es lo mismo el agua que proviene de un río, a la que proviene de una playa. Pero además de su ubicación geográfica, también se toma en cuenta el uso que se le ha dado, por ejemplo, las aguas de desagüe. 

 

Estas son algunos de los tipos de agua más conocidos:

 

1) Agua dulce

¿Quién no ha escuchado del agua dulce? Desde el colegio te enseñan que este tipo de agua es el que está presente en los ríos, en los lagos, debajo de la tierra, e incluso en el agua que se genera del derretimiento de la nieve o del hielo.

 

Su característica principal es que contiene mínimas cantidades de sales disueltas, de ahí su gran diferencia con el agua de mar. Sin embargo, sí cuenta con una gran presencia de minerales y sedimentos.

 

Estas aguas son los ecosistemas acuáticos más importantes del planeta, ya que además de albergar a un gran porcentaje de la fauna marina, también es la única fuente de agua apta para el consumo humano.

 

2) Agua salada

El agua salada, como su nombre lo dice, tiene una gran cantidad de sales minerales disueltas en su composición. Principalmente cloro y sodio. Cuando ambos se combinan, dan lugar al cloruro de sodio, o sea, a la sal común. 

 

Pero no solo el agua de mar, que por cierto ocupa más del 70% de la superficie de la Tierra, es considerada como agua salada. El agua que resulta de los deshielos, de la evaporación y de las erupciones volcánicas, también entran en esta categoría. 

 

Además de caracterizarse por su sabor salado, también presenta un peculiar y ligero olor producido por la descomposición de materia orgánica.

 

3) Agua salobre

¿Creías que solo había agua dulce y agua salada? Existe un nombre para el tipo de agua que tiene más sales disueltas que el agua dulce, pero menos que el agua de mar.

 

El agua salobre suele resultar de la mezcla del agua de las lluvias que pasan por un río hasta encontrarse con el agua de los océanos. 

 

Además, suele presentar una gran cantidad de minerales y sales. Si bien no es apta para el consumo humano o para el uso ganadero, sí puede volverse potable gracias a un proceso de desalinización, el cual es mucho más sencillo en este caso que cuando se usa con el agua de mar.

 

4) Agua dura

El agua dura contiene muchas sales y minerales en su composición, como la presencia de carbonato de calcio (Cal) o sales de magnesio. 

 

Es común para muchas casas de playa o campo, recibir este tipo de agua al abrir sus caños, ya que las aguas subterráneas son más propensas a mostrar estas características. De hecho, si quieres saber si eres una de las personas que tiene agua dura en su hogar, basta que observes cómo reacciona el jabón ante ella.

 

Sucede que el calcio y el magnesio reaccionan con los compuestos químicos de tus productos de aseo, evitando que generen espuma. Eso puede hacerte creer que no están funcionando bien y tengas que usar más producto, cuando lo más probable es que todo sea culpa del agua.

 

También puedes revisar el cabezal de tu ducha, de tus caños, o incluso los bordes de tus electrodomésticos. El agua dura suele generar calcificaciones blanquecinas alrededor de ellos, las cuales reducen el tiempo de vida de tus aparatos eléctricos, y hasta pueden obstruir tus tuberías.

 

5) Agua blanda

El agua blanda es, obviamente y como debes estar pensando, lo opuesto al agua dura. Esto quiere decir que este tipo de agua tiene una baja presencia de sales de calcio y magnesio en su composición

 

Suele proceder de lugares con arenisca o rocas sedimentarias, con un bajo nivel de sales y minerales. Se utiliza más en centrales hidroeléctricas y en distintos procesos industriales, ya que facilita los procesos con los químicos.

 

Otro punto a favor es que no genera calcificaciones, por lo que tus tuberías no se verán obstruidas y tus electrodomésticos estarán a salvo. 

 

6) Aguas grises

Se le conoce como agua gris al agua usada; es decir, al agua que no es del todo potable, ni tampoco residual.

 

Este tipo de agua presenta un aspecto turbio, debido a que contiene sustancias jabonosas, procedentes de las duchas o los lavaderos, por ejemplo.

 

Al ser agua con desechos como pasta dental, sedimentos sólidos, jabón, entre otros, es derivada al desagüe.

 

7) Aguas negras

Las aguas negras están totalmente contaminadas. En pocas palabras, son aguas residuales que derivan sobre todo de los inodoros, por los que presentan desechos orgánicos como orinas, heces, entre otros. Este tipo de agua definitivamente es el que circula por el sistema de desagüe. 

 

8) Agua destilada

Si antes te habíamos hablado de agua con un alto nivel de minerales, y agua con un bajo nivel de los mismos, pues el agua destilada es el punto neutral en el que no hay ni mucho ni poco: simplemente no hay

 

El agua destilada está libre de cualquier contaminante y al mismo tiempo, libre de cualquier mineral que el cuerpo necesita para nutrirse. Es por eso que este tipo de agua no es apta para el consumo de las personas. Si tú quisieras probar un vaso de agua destilada por pura curiosidad, lo más probable es que sufras problemas estomacales como diarrea o indigestión. 

 

Sin embargo, el agua destilada es perfecta para las industrias y los laboratorios, gracias al tratamiento especial por el que ha tenido que pasar para llegar a su estado máximo de pureza.

 

9) Agua potable

El agua que es apta para las personas debe ser insípida, incolora, inodora y libre de contaminantes. Sabiendo esto, el agua potable podría haber sido una muy buena opción, ya que pasa por un tratamiento previo de diferentes etapas que la vuelven apta para el consumo humano. El problema radica en que las tuberías suelen ser viejas o no cuentan con el mantenimiento adecuado. 

 

Por eso, cuando el agua que sale de la potabilizadora de tu ciudad, cruza todos los kilómetros de tuberías para llegar a tu hogar, llega arrastrando bacterias, sedimentos, metales pesados y otros contaminantes que se encuentran a lo largo de la red de tuberías. Esa es la razón por la que tantas veces habrás escuchado que no es bueno tomar agua directamente del caño. A menos, claro, que cuentes con un filtro de agua.

 

10) Agua Mineral

El agua mineral proviene de fuentes naturales y contiene minerales que le dan propiedades específicas. Algunas variedades son conocidas por su sabor único y beneficios para la salud debido a los minerales disueltos en ellas. Estas aguas son embotelladas y se comercializan como bebidas refrescantes y saludables.

11) Agua Desionizada

El agua desionizada se purifica para eliminar iones y minerales, lo que la hace altamente pura. Es utilizada en aplicaciones industriales y en laboratorios, donde la presencia de impurezas puede interferir en los procesos químicos y experimentos. Es especialmente importante en la industria electrónica para prevenir la corrosión en componentes electrónicos.

 

Tipos de agua en Perú:

Perú, un país rico en recursos hídricos, ofrece varios tipos de agua, cada uno con características específicas:

1. Agua Potable

Es proporcionada por empresas de servicios públicos y está destinada al consumo humano. En las ciudades, es sometida a un tratamiento para eliminar impurezas y microorganismos, asegurando su seguridad para el consumo.

2. Agua de Manantial

Este tipo de agua proviene de fuentes naturales y suele ser embotellada y comercializada como agua mineral. Puede tener minerales que le otorgan propiedades únicas y un sabor distintivo.

3. Agua de Pozo

En áreas rurales, muchas personas obtienen su agua de pozos excavados en la tierra. Sin embargo, la calidad del agua de pozo puede variar y requerir tratamiento para eliminar contaminantes.

4. Agua de Río y Agua de Lluvia

En algunas zonas rurales, se utiliza agua de ríos y arroyos para el riego y otras necesidades no relacionadas con el consumo humano. El agua de lluvia también se recoge y utiliza para fines agrícolas.

5. Agua de Mar

Dado que Perú tiene una extensa costa, el agua de mar es parte fundamental de su ecosistema. Aunque no es apta para el consumo sin tratamiento, es esencial para la pesca y la vida marina.

6. Agua de Vertientes de Montaña

En las regiones montañosas, se encuentran fuentes de agua de alta calidad que descienden de las montañas. Este agua es conocida por su frescura y es utilizada por las comunidades locales.

7. Agua Subterránea

El agua subterránea se encuentra en acuíferos subterráneos y es una fuente importante de agua para muchas comunidades en Perú. Puede variar en calidad y requerir tratamiento en algunos casos.

8. Agua de Glaciares

Perú es hogar de una gran cantidad de glaciares en los Andes, que proporcionan agua a las regiones circundantes. La fusión de glaciares es esencial para la disponibilidad de agua en ciertas áreas.

Estos diferentes tipos de agua en Perú tienen usos variados, desde el consumo humano y la agricultura hasta la preservación de ecosistemas marinos y fluviales. La gestión adecuada y el tratamiento son clave para garantizar que el agua sea segura y esté disponible para las necesidades específicas de cada región.

 

¿Cuáles son las clases de agua más comunes?

 

Las clases de agua más comunes se basan en su origen y calidad. Aquí se presentan las categorías más frecuentes:

  1. Agua Potable: Es la variedad más común y segura para el consumo humano. Se obtiene de fuentes como ríos, lagos o pozos y se somete a un tratamiento para eliminar impurezas y microorganismos.

  2. Agua Mineral: Proviene de fuentes naturales y contiene minerales beneficiosos para la salud. Puede variar en sabor y composición mineral según la fuente.

  3. Agua Destilada: Se obtiene mediante destilación, eliminando minerales y contaminantes. Es utilizada en laboratorios y procesos industriales donde se requiere agua pura.

  4. Agua de Manantial: Se extrae de fuentes naturales y es a menudo embotellada para su consumo. Puede tener características únicas según su fuente.

  5. Agua de Pozo: Es agua subterránea extraída de pozos excavados en la tierra. La calidad puede variar y puede requerir tratamiento.

  6. Agua Salada: Proviene de océanos y mares y tiene una alta concentración de sal. No es apta para el consumo humano sin desalinización.

  7. Agua de Lluvia: Se recoge y almacena para usos no potables, como riego y limpieza. Puede requerir tratamiento para consumo humano.

  8. Agua Superficial: Proviene de ríos, arroyos y lagos y es utilizada para diversas aplicaciones, incluyendo riego agrícola y generación de energía.

  9. Agua Subterránea: Se encuentra en acuíferos bajo tierra y se utiliza ampliamente para el suministro de agua. La calidad varía según la ubicación y puede requerir tratamiento.

  10. Agua Dura: Contiene altos niveles de minerales, como calcio y magnesio. Puede causar acumulación de residuos en tuberías y electrodomésticos.

Estas categorías representan las clases de agua más comunes, cada una con usos específicos y características distintivas en función de su origen y composición.

 

¿Cuál es el mejor tipo de agua?

Entre todos los tipos de agua de los que te hemos hablado, hay uno en particular con el que deberías contar siempre: el agua purificada.

 

Para ser pura, segura y saludable, el agua pasa por un sistema de filtración que elimina todos los contaminantes que pueda tener, sin remover los minerales necesarios para el cuerpo.

 

Lo mejor de tener un filtro de agua es que no solo elimina los elementos nocivos, también mejora su sabor, olor, ¡y se convierte en un gran ahorro de tiempo y dinero!

 

¡Obtén un análisis de agua GRATIS* con Edén Agua!

En Edén Agua queremos ayudarte a encontrar el purificador de agua que mejor se adapte a tus necesidades, y para lograrlo, te ofrecemos un análisis gratuito para determinar la calidad del agua que llega a tu hogar en Lima Metropolitana. Escríbele aquí a nuestro especialista para que pueda brindarte todos los detalles sin compromiso.  👉 https://mi.edenagua.com/whatsapp 🚚

 

 

Quizá te pueda interesar:

¿Cómo funciona el TDS del agua y qué significa?

Todo lo que debes saber antes de instalar un filtro de agua en Lima

Deja un comentario

¡A que no sabías!

Tener un purificador de agua en tu hogar es super rápido y sencillo. 

En Edén Agua somos expertos en brindar las mejores soluciones de tratamiento de agua para hogares, oficinas y negocios, para que siempre tengas agua purificada ilimitada a tu alcance. 

 

¡Y llegamos a todo el Perú!

Categorías del blog

De interés

¡Síguenos!